Conocé la Idea Solidaria “Greencubadora”




Terminó el año y culminó la Idea Solidaria de los Voluntarios Telefónica para apoyar a clubes de ciencia de alumnos de escuelas públicas del área metropolitana a través de la propuesta “Greencubadora”.

La Greencubadora tiene el fin de motivar a los niños para que se involucren en proyectos de investigación en su escuela, se formulen preguntas, trabajen en equipo y mejoren sus hábitos medioambientales. Esta propuesta logra coordinar el trabajo entre el MEC, ANEP, ONG y Empresas Privadas, ya que son estas últimas las que financian el programa.

Los Voluntarios Telefónica, junto con el trabajo del Equipo Socio Ambiental de la ONG de El Abrojo, a través de la Greencubadora, brindaron apoyo a niños y docentes en la evolución de sus proyectos en el marco de los Clubes de Ciencia.

La iniciativa de colaborar con esta propuesta forma parte de la III Convocatoria de Ideas Solidarias que se realizó a principio de 2017 y fueron seleccionadas 15. En el marco del proyecto Voluntarios Telefónica, Fundación Telefónica – Movistar realiza esta convocatoria anual para que los empleados de la empresa presenten una acción que deseen llevar a cabo. “A través de un amigo que lleva a cabo éste proyecto, me contó de que se trataba, que hacían los niños junto con sus maestros y me pareció super interesante intervenir dada la oportunidad que Fundación me brinda”, cuenta Patricia Bortolón, la Voluntaria madrina de esta Idea Solidaria.

Las ciencias representan todo un desafío para los niños y los clubes son una oportunidad para que exploren los conocimientos relacionados a matemática, física, química, biología y geología, entre otras disciplinas.

“Es normal que los objetivos y la metodología sean menos claros al comienzos del proceso, a medida que transcurre el año se aprecian los avances e incrementa la motivación. Los niños se involucran más en el trabajo, lo que los conduce a lograr objetivos destacadísimos. Los 4 clubes con los que trabajamos este año lograron, desde marzo a noviembre, un desarrollo notable en cada proyecto”, comenta Patricia.

El trabajo de clubes de ciencia aprovecha toda la currícula, los docentes utilizan la metodología de “Aprendizaje Basado en Proyecto” por lo que las otras materias del curso (matemáticas, inglés, geografía, entre otras) son trabajadas a partir de contenidos y situaciones derivadas del proyecto científico.

“Estas propuesta son más que válidas ya que se llevan a cabo en un formato adicional a lo curricular en donde se exploran y analizan otras entornos, donde la investigación es el eje central. Los nuevos conocimientos obtenidos son aplicados y brindan soluciones a diferentes situaciones. Con éstas experiencias se desarrollan y fortalecen las facultades de los niños que se sienten capaces de hacerlo”, comenta Patricia.

Los clubes con los que se trabajó este año fueron:

– “Entre bichitos II” de la escuela N° 319 del Barrio Casavalle, Montevideo
– “Macrocientis” de la escuela Rural N° 88 de Las Violetas, Canelones
– “Atrapados entre arañas” de la escuela N° 101 de Playa Pascual, San José.
– “Robotizando a Corazón Verde”, de la esuela N° 179 de Paso Carrasco, Canelones.

Todos tuvieron una destacada participación en las ferias departamentales y los dos últimos consiguieron su pasaje a la Feria Nacional de Clubes de Ciencia donde obtuvieron numerosas menciones.

Atrapados, menciones a:
– Desarrollo Tecnológico
– Claridad
– Informe de Investigación
– Carpeta de Campo

Robotizando, menciones a:
– Desarrollo Tecnológico
– Claridad
– Informe de Investigación
– Carpeta de Campo
– Aplicabilidad